La luna de Dante

La noche se vestía de miedo, augurando un declive anunciado en todos esos besos soñados, esos que no se darían y ya alcanzaban el firmamento con su inevitable agravio. Allí, donde nadie era capaz de percibir el suave viento otoñal, donde nadie reclamaba palabras de vanidad,     Dante acariciaba un sueño marchito, con el egoísmo…

El mundo de los hombres

El campo blanco se sumía en el frío de un invierno poco anunciado. Allá,  en los altos páramos, podía escucharse el lamento de un ejército enterrado, de hombres sin familias que se abandonaban al letargo de un adiós aclamado. En tanto el pantano de fuego barría sus vidas, en una canción triste que sus gargantas…

El templo de la muerte

La sangre corría como el torrente de fuego navegando en las oscuras mareas. Los gritos salpicaban aquellas miradas tristes, cargadas por la pena, enardecidas a la sombra. En tanto que los hombres se alzaban, entonando aullidos de adulación, aclamando una vieja salvación mientras se derrochaba la muerte. El silencio acorde acudía a sus gargantas ahogadas…

La hechicera de los espejos

La avaricia acechaba allá en los montes de piedra. Los corazones dejaban de latir ante el súbito aliento de luna prometida. Muchos habían perseguido el llano camino de la inmensidad, desafiando los oscuros secretos de la noche, atentando contra vidas inocentes. Algunos alcanzaban esa luz plateada que asemejaba el derroche injusto, para luego caer en…

La taberna de las almas en pena

Las noches sombrías acobijaban los miedos impetuosos de aquellos hombres estúpidos. La taberna bullía entre los gritos absurdos de guerreros comedidos. El pesar arremetía en sus vagos cuerpos de acero, hendidos por fríos puñales a la tenue luz del amanecer. Las lágrimas de hielo se desdibujaban en el tierno terciopelo, ese que viste a la…