Las mejores historias de brujas para muggles

Hoy vengo con un post repleto de brujería, calderos y gatos negros.
Vale, que eso son solo tópicos horribles y nosotros queremos leer sobre brujas geniales.
Y antes de seguir diré que no, esto no es un post sobre Harry Potter, solo que me encantan los términos de J K Rowling y hoy no podía dejarlo pasar por alto.

Así es queridos muggles, hoy vamos a hablar de brujas, algunas buenas, otras no tanto.

Hace mucho tiempo vengo dándole vueltas al tema. Me encanta leer fantasía, y me gustan las historias un tanto oscuras con magia negra. La verdad es que cuando me planteé el tema de las brujas, noté que había leído muy poco al respecto, cosa que me sorprendió siendo algo que me gusta tanto.

Así que, como necesito leer más libros sobre esta temática, decidí aventurarme en busca de historias por leer y dejarlas caer aquí en el blog a ver quién se anima a leerlas conmigo.

¿Por qué las brujas?

No lo sé, ¿no te da curiosidad todo lo que esconde las leyendas de las brujas? Es horrible responder una pregunta con otra pregunta, un hábito que no consigo quitarme.

A ver, según Wikipedia una bruja es “una persona que practica la brujería. Si bien la imagen típica de un brujo o de una bruja es muy variable en función de cada cultura, en el acervo popular del mundo occidental la representación de una bruja se asocia fuertemente hoy en día a la de una mujer con capacidad de volar montada en una escoba, así como con el Aquelarre (lugar de brujas) y con la caza de brujas (búsqueda e identificación de brujos y brujas).”

Si ya con esto no te pica la curiosidad, nada lo hará.

Lo cierto es que había marcado en Goodreads un par de libros por leer, y de pronto me di cuenta de que esos dos libros tenían un factor en común.

Brujas.

Casi por un designio del destino, las brujas llegaron a mi cabeza, hace tiempo tenía una historia dándome vueltas en la cabeza, y la cosa iba de brujas.

Empecé a rebuscar en mi memoria intentando recordar libros que tocasen el tema.

Y la respuesta fue casi nula.

Como ya llevo tiempo investigando el tema y recopilando lecturas, voy a compartir una lista bastante variada de libros que hablen de brujas y que creo pueden gustarte.

La hora de las brujas de Anne Rice

A esta mujer le encanta jugar con temas oscuros y regalarnos historias para dejarnos con miedo a la hora de dormir. Hablamos de una novela que abarca trece generaciones de mujeres con habilidades y poderes sobrenaturales, quienes mantienen un extraño vínculo con un espíritu que está a su servicio.

La historia gira en torno a la doctora Rowan Mayfair quien no tiene conocimiento sobre su origen, y Michel Curry, quien tras un accidente del que es salvado por la doctora, obtiene un poder y una misión.

La sinopsis: “Rowan Mayfair, una bella neurocirujano consciente de sus poderes especiales, encuentra a un ahogado en la costa de California y consigue devolverlo a la vida. Ambos se enamoran ferozmente y establecen una apasionada alianza para desentrañar el misterio del pasado de ella y dominar un don maligno que le ha sido conferido a él tras su accidente. Rowan, aunque todavía no lo sabe, desciende de una dinastía de brujas que se remonta al siglo XVII y cuya historia empezó con una escocesa quemada en la hoguera…

 

Las brujas de Salem de Arthur Miller

Esta es más bien una obra de teatro a la que desde hace mucho tiempo le tengo ganas. He visto un par de adaptaciones y no deja de sorprenderme el tema y la manera de ser tratado.

El objetivo de esta obra según el propio autor, ha sido mostrar la naturaleza esencial de uno de los episodios más horribles de la historia, y se ha documentado en los registros de los juicios de Salem.

Sinopsis: “Nos trasladamos al año 1692, a Salem, Massachusetts, donde vive una pequeña comunidad dedicada al servicio de Dios. Pero un grupo de jovencitas, cohibidas e irritadas a la vez por la sofocante atmósfera a la que las someten sus mayores, se ponen a bailar desnudas en los bosques. Una de ellas, Abigail Williams -que ha perdido su inocencia en el lecho del granjero John Proctor, un hombre casado-, bebe una pócima encantada para inducirla a matar a la mujer de éste. Y, de repente, el Diablo parece apoderarse de Salem. Las jóvenes «brujas» son descubiertas e incitados por sus terribles acusaciones, todos los habitantes del pueblo son presa de una extraña e incontenible histeria colectiva. Se inicia un juicio, en el que, una a una, las víctimas inocentes, arrancadas de sus hogares por las maledicencias cruzadas, van cayendo en la diabólica trampa de culpas y denuncias que ellas mismas han ido urdiendo. ¿Quién es realmente el culpable? ¿Habrá al fin una sentencia o simplemente una venganza?”

De esas obras cubiertas de realismo a las que hay que ponerle atención.

El descubrimiento de las brujas de Deborah Harkness

Es el primer libro de la trilogía All Souls, en esta historia seremos testigos del cambio que toma la vida de Diana Bishop, una bruja de mucho poder que se esfuerza por llevar una vida alejada de la magia, y que tras descubrir un manuscrito misterioso en el que se habla de humanos, vampiros y brujas, se verá envuelta en una serie de  acontecimientos que cambiarán su vida.

Es un libro que contiene romance, aventura y magia, en el que la protagonista enfrentará difíciles decisiones y descubrirá el origen de las brujas y los vampiros.

Sinopsis: “El descubrimiento de un manuscrito alquímico embrujado en la Biblioteca Bodleiana de Oxford representa una desagradable intrusión de la magia en la ordenada vida cotidiana de la historiadora Diana Bishop. Aunque descendiente de una larga sucesión de brujas, Diana está decidida a permanecer libre del legado de su familia y destierra el manuscrito a los montones de libros olvidados, pero ya será imposible para ella mantener el mundo de la magia a distancia durante más tiempo.

Aunque las brujas no son las únicas criaturas místicas que viven entre los humanos. También hay ingeniosos daimones destructores y antiguos vampiros que se sienten interesados por el descubrimiento de la bruja. Estos seres creen que el manuscrito contiene claves importantes sobre el futuro y el pasado, y quieren saber por qué Diana Bishop ha sido capaz de tener acceso a tan escurridizo volumen. El líder entre las criaturas que se reúnen alrededor de Diana es el vampiro Matthew Clairmont, un genetista apasionado de Darwin. Juntos, Diana y Matthew se embarcan en un viaje para entender los secretos del manuscrito.”

 

Pie de bruja de Carolina Andújar

Me encanta la pluma de esta escritora colombiana, y este libro no puede ser la excepción.

Es un libro con una buena historia con una fascinante ambientación, mucho misterio y personajes bien delineados. Carolina tiene una narración fluida que te mete por completo en la historia, puedo asegurarte que es una de esas historias maravillosas que te llevarán de la mano de personajes inolvidables de los que no querrás despedirte.

Si conoces sus historias sobre vampiros entonces no puedes pensártelo dos veces antes de leer este libro.

Sinopsis: “Hay niñas que son esencialmente buenas. Otras son esencialmente malas. Y otras bueno, otras son esencialmente brujas. No puedes cambiar quien eres. La magia, la superstición y la intriga se entrelazan en esta historia en la que el mal se oculta tras el manto de la luz y el amor verdadero surge de la oscuridad. No podrás escapar del hechizo de Pie de Bruja”.

 

Y tú… ¿Has leído alguna de estos libros de brujas? ¿Qué otro libro recomendarías?

 

 

¿Estás llamado a ser un escritor de verdad?

Si estás leyendo esto es porque, como yo, alguna vez te han entrado dudas sobre ese talento que crees dormido en ti.

Y permite que te cuente un secreto, es lo más natural de la vida dudar sobre si estás haciendo las cosas de manera correcta o si tenemos un don para eso que tanto nos apasiona.

La literatura como cualquier otra profesión es un campo de duro entrenamiento, y a diferencia de otras cosas, el escritor necesita tiempo, concentración y ganas de mejorar.

Aquí podría insertar cualquier frase desmotivadora como “los escritores nunca pueden vivir de sus libros”, “es imposible tener acceso a editoriales” o “autopublicar es una mierda”, sí podría decirte cualquiera de estas cosas que me han dicho, pero no lo haré, porque creo que todos merecemos un voto de aliento para lograr lo que queremos y nadie debería juzgarte por tus sueños.

Sea publicando por tu cuenta o con una editorial, necesitas saber que todo depende de tu esfuerzo y dedicación, de la constancia.

Casi todos escribimos por distintas razones, ya sea satisfacción personal, trabajo o tal vez porque disfrutamos. La mayoría de estas razones son suficientes para una persona que ame escribir, aunque no parecen serlo para el resto del mundo.

Si he de ser sincera, puedo admitir que en mi círculo de amigos cercanos prácticamente ninguno entiende la razón por la que escribo. Tal vez porque no he publicado nada, porque no cuento con gran retribución monetaria, se niegan a valorar una profesión tan antigua y a veces ignorada.

Me atrevo a decir “ignorada”, porque solemos ver estadísticas o estudios que afirman que 4 de cada 10 españoles no han leído nada en el último año. O porque 8 de cada 10 de mis conocidos me dicen que no leen porque les duele la cabeza o cualquier otra excusa barata.

Pero esa no es la cuestión. La cosa es que escribimos porque queremos, porque nos hace felices y nada de lo que digan debería cambiar esto.

¿Qué ocurre si crees que no estás llamado a ser un escritor?

Las cosas suelen darnos demasiadas vueltas en la cabeza, especialmente cuando empezamos a plantearnos si escribir es solo un pasatiempo o queremos hacer algo más de esto.

Yo creo que para ser escritor se necesita algo de talento y mucho esfuerzo y dedicación. Si gozas del talento y mantienes un hábito de disciplina constante, es probable que estés llamado a ser escritor.

Creo que la única persona que puede responder a esa pregunta eres tú.

Es muy cierto que quienes escribimos buscamos constantemente aceptación, sí, todos queremos que lean nuestras historias y sobre todo, que a la gente le guste lo que escribimos.

El temor al rechazo o las críticas es algo con lo que debes aprender a lidiar. Si algo he aprendido en todo este tiempo, es que siempre habrá gente a la que le guste lo que escribes, y gente que lo odie.

Es una cuestión de gustos innegables.

A día de hoy me encuentro gente que no puede terminar libro de Gabriel García Márquez, y antes de repudiar o blasfemar contra esa persona, he logrado entender que en la vida hay un espacio y tiempo para todo.

En mi adolescencia, no quería nada con el colombiano ganador del Nobel de la Literatura, su narración me abrumaba y decidí dejarlo al menos un par de veces.

¿Qué ocurrió después?

Algunos años más tarde de mi primera inmersión en las letras de Gabo, decidí volver a intentarlo y probar con Crónica de una muerte anunciada, y mi sorpresa fue enorme al enamorarme por completo de esta historia y decidirme a probar con otras.

Lo que pretendo decir es que las críticas no deben afectarte tanto.

No digo que piense que serás el próximo Premio Nobel, pero hay que comprender que el lector tiene gustos y momentos particulares para la lectura. A lo que también te digo que algo que no te guste no significa que sea malo, y para que respeten tu trabajo necesitas respetar el de otros.

Por supuesto y antes de que me ataquen, aclaro que en este punto hablo de gustos, no de errores o temas polémicos como fomentar el machismo (ya saben lo que pienso al respecto).

He conocido a muchos que hablan y gritan sobre literatura basura, pero cuando te detienes a ofrecer una crítica, te fusilan con una mirada de rayos láser que bien podrías caer muerto.

 

El secreto de los escritores

Para convertirte en escritor necesitas creatividad, buscar las musas y trabajar hasta encontrarlas.

Disciplina, no desistir, crear hábitos de escritura, leer mucho, plantearte rutinas, escribir y corregir.

Motivación constante. Encontrar ese motor que te obligue a seguir luchando, no desistir.

 

¿Escribir responde a una llamada?

En mi caso podría ponerme creativa y decir que sí, cuando lo cierto es que no, o más bien responde al escritor. Vengo de una familia de contadores así que no hay gran pasión por las letras, por lo que nunca se me animó demasiado a escribir.

Creo que mi llamada viene de los libros, si es que existe una llamada.

Cuando era muy niña pedí un libro para navidad, tras leerlo puedo decir que fue un flechazo instantáneo y no existió manera de que me alejara de la literatura desde entonces.

Empecé a escribir muy joven, aunque en ese momento no lo vi como algo serio ni tenía la expectativa de convertirme en escritora. Supongo que este fue mi primer contacto con literatura, escribía frases o pequeños cuentos y dejaba que muy pocos lo vieran.

Años más tarde decidí escribir una historia. Tenía una idea muy grande y necesitaba plasmarla en el papel, y aunque ese libro yace en el cajón de los manuscritos sepultados, considero que ha sido parte de mi entrenamiento como escritora.

Si has sentido la necesidad de escribir y dejar constancia de lo que piensas, creo que podría considerarse una especie de “llamado”, aunque en estas cosas no me gusta profundizar, pues creo que cada uno interpreta de distintas maneras el talento, y si escribir es el sueño de tu vida no puedo más que animarte a que lo persigas.

 

La vida del escritor es difícil

Ya te contaré yo. Además de lidiar con las musas, enfrentar los bloqueos, buscar tiempo, debes enfrentar críticas y lidiar con el rechazo.

Por mucho que digamos que estamos preparados para ser rechazados no es fácil, al menos las primeras veces.

Aunque si quieres que te diga algo, ya con el tiempo empiezas a hacerte la idea y no te lo tomas de mala manera, al contrario, buscas mejorar, corregir y escribir más.

Todo aspirante a escritor quiere saber si tiene lo necesario para convertirse en un éxito. Y creo que este es uno de los aspectos con los que más cuesta lidiar, desde luego depende de la visión que se tenga del éxito, pero si se refiere a buenas críticas o publicación editorial, la cosa es bastante complicada.

No pretendo desanimar a nadie, pero tampoco quiero venir aquí y decirte que ser escritor es maravilloso.

Ser escritor es muy difícil, requiere de muchas horas de esfuerzo, de mucho sacrificio, páginas en blanco, correcciones…

Sí, parece una locura, aunque ahora te digo algo, si estás llamado a ser un escritor puedes lidiar con esto y más.

Si crees que tienes talento y cuentas con la confianza para seguir tirando con tus historias, podrás encontrar la inspiración necesaria para tarde o temprano escribir algo que merezca la pena.

Cuando algo te apasiona y estás dispuesto a luchar por eso, no importan las trabas si pretendes sortearlas.

Este post me quedó un poco inspirador aunque yo no sirva para tal cosa (soy un poco nube negra en ocasiones), creo que es el producto de una de esas noches en vela pensando demasiado.

 

Y tú… ¿Crees que existe un llamado para ser escritor? ¿Qué se necesita para convertirse en un buen escritor?

 

Las mujeres leemos y escribimos fantasía

No deja de sorprenderme el vivir en pleno siglo XXI y tener que hablar de temas como este.

Sí señores, parece mentira que a día de hoy las mujeres seguimos siendo excluidas de muchas áreas, se nos sigue restando visibilidad y cuestionando nuestros logros.

Hoy siento que hablo por muchas cuando me atrevo a decir que la literatura no es la excepción.

Ya saltarán muchos a decirme que esto es mentira, que soy una feminazi, que las mujeres publican al igual que los hombres y nadie se atreve a cuestionarlas, o pedirles que firmen bajo un seudónimo.

Hablo desde mi propia experiencia y la de muchas compañeras que están inmersas en la literatura, y como yo, han sentido una notoria desigualdad respecto a los autores.

No voy a establecer diferencias entre lo que escriben hombres y mujeres, no quiero que piensen que todo lo que escriben mujeres es bueno y pretendo criticar lo que escriben autores.

Hablo de igualdad de visibilidad y de oportunidades.

Se trata de encontrar un equilibrio y empezar a abrir ventanas en las que podamos dar mayor visibilidad a las autoras.

Sé que muchos dirán “yo veo que ahora se publican muchas mujeres” y yo los invito a investigar un poco sobre esto, no es cuestión de una leve sensación, es una realidad que debería importarnos a todos.

Incluso en mi círculo más cercano de amigos, me he topado con comentarios sexistas en los que creen que por ser escritora solo puedes escribir algo como Crepúsculo (sí, parece que para muchos este es el único libro escrito por una mujer), y ya estoy un poco cansada del tema o de ese falso estigma al que muchos se aferran.

Desde luego, este es un comentario basado en la ignorancia. Personas que conozcan algo de literatura nombraran a Mary Shelley, Robin Hobb o cualquier otra escritora de renombre.

Y esto es válido, pero al mismo tiempo no. Porque cuando digo visibilidad quiero hacer alusión a novedades literarias, si vamos a la web de algún sello editorial de fantasía o ciencia ficción y buscamos el apartado autores, nos encontraremos con 30 nombres de autores y al menos unos 5 de autoras.

¿Crees que hay igualdad o es que las mujeres no escriben nada del género?

Para empezar, me parece despectivo que muchos consideren que las mujeres escribimos romance únicamente. Y es que se tiene una visión absolutamente absurda de que nosotras estamos desterradas a este género casi por una cuestión divina.

Me gusta la literatura romántica, sí. Pero también me gusta la ciencia ficción, la novela negra y por supuesto la fantasía. Y en estos géneros parece que estamos vetadas, porque en cuanto entras a una librería y corres a la mesa de novedades, te encontrarás ante grandes nombres como Sanderson, Andrzej Sapkowski, Ernest Cline y muchos otros.

Lo que es sorprendente es que en esta mesa aparezcan 50 títulos de los que solo 4 han sido escritos por mujeres.

¿No es un poco desproporcionado?

Si tú no notas nada extraño es que seguro perteneces al denominado sexo “fuerte” y nunca has sufrido de exclusión.

Quien quiera negarlo pues lo invito a que corra a la librería y me envié fotos de la mesa de novedades de fantasía y ciencia ficción en la que veamos tantas autoras como autores, o por poner un caso simple, puedes ir a tu estantería y hacer la prueba.

El problema no es que las mujeres no escriban fantasía o ciencia ficción. De hecho, he leído muy buenas autoras de estos géneros y muchas de ellas decidieron autopublicar sus obras.

Que el problema es de visibilidad,  negar que existe una diferencia tan marcada, o de pensar que las mujeres solo escriben de sentimientos y amor.

No hay algo tan falso en este mundo como esta afirmación.

Por si alguien tiene dudas, no creo que exista alguna diferencia entre hombres y mujeres al momento de escribir, el talento o la creatividad no es algo que se reduzca al sexo de una persona.

Y para aclarar esto, he decidido hacer una lista de maravillosas autoras que escriben fantasía, y que espero muchos se atrevan a darle una oportunidad y descubrir el talento que estas mujeres esconden.

 

La corte de los espejos – Concepción Perea

Una novela de fantasía en la que conoceremos hadas, reinas, phokas, knockers, goblins y conflictos. Creo que es imposible hablar de fantasía y no nombrar a esta autora.

Escribir fantasía no es una tarea sencilla, y Concepción Perea ha logrado construir un mundo maravilloso en el que habitan las hadas y no creen que los humanos sean reales.

Dejo la sinopsis porque considero que es una de las mejores maneras de convencerte para que te animes a darle una oportunidad a esta autora y descubrir la maravillosa historia que nos plantea.

“La Corte de los Espejos es la capital y el corazón de TerraLinde, un reino donde las hadas no creen que los humanos existan, una vieja ciudad que fue decisiva durante la Guerra de la Reina Durmiente. Han pasado años desde ese cruento conflicto que dejó tras de sí una paz delicada, una larga lista de rencores y un trono inestable. Una guerra que aún divide a los Aen sidhe, los orgullosos gobernantes, y a los gentiles, hadas sin títulos ni privilegios.”

Conoceremos a Nicasia una Knocker del gremio de los ingenieros, y a Dujal, los dos se verán implicados en una particular aventura en la que deben encontrar al culpable de un terrible asesinato.

Sin lugar a dudas, esta autora es un referente de la literatura fantástica.

 

Neimhaim de Aranzazu Serrano Lorenzo

Si como yo te encanta todo lo incluya vikingos y la fantasía, entonces esta novela es para ti.

Esta autora la sigo desde hace mucho en las redes sociales y me ha sorprendido la gran conexión que tiene con sus lectores, también queda destacar que ha creado una historia maravillosa en la que nos presenta personajes femeninos fuertes que quedan grabados en la memoria del lector.

En esta historia nos adentraremos en los mitos vikingos y misticismo de la cultura celta, es una aventura repleta de batallas e intrigas, aunque también tiene un toque de romance.

Sinopsis:

“Tras su nacimiento, Ailsa y Saghan deberán superar muchas y complicadas pruebas para cumplir la profecía; para ello se criarán en una península solitaria y salvaje, y aprenderán, bajo condiciones extremas, el arte de la espada y habilidades sobrenaturales conocidas como los ‘dones’. Entre ellos crecerá, de manera inexorable, un vínculo especial y potentísimo que será a la vez su mayor don y su mayor debilidad. Pero a pesar de sus esfuerzos y de las promesas divinas, el futuro de Neimhaim tiene un poderoso enemigo: Nordkinn, un inmortal caído en desgracia que tiene sus propios planes para los herederos y para todo el reino.”

Para mí esta es una historia que no puedes perderte.

 

Temerario y Un cuento oscuro de Naomi Novik

De Un cuento oscuro ya he hablado aquí en el blog y también en el canal. Desde que descubrí a esta autora solo puedo decir que sus historias me atraparon.

Tiene una pluma maravillosa y la narración te lleva por mundos muy bien elaborados. Si no has leído nada de esta autora no puedo más que invitarte a disfrutar de sus historias porque te aseguro que no te arrepentirás.

En la serie Temerario la autora nos presenta una versión fantástica de las guerras napoleónicas, en las que descubriremos un mundo en el que existieron los dragones y fueron utilizados como una fuerza aérea.

Sinopsis

“El capitán Will Laurence sella su destino al capturar el precioso cargamento de la fragata Amitié. El tesoro es un huevo de dragón imperial, regalo del emperador chino a Napoleón. Cuando la fantástica criatura salga del cascarón, elegirá al capitán como su criador. Éste pronto descubrirá que entrenarlo es una aventura fascinante y juntos protagonizarán momentos decisivos en la Historia de Europa.”

Una apasionante historia que no debes perderte.

 

El castillo ambulante de Diana Wynne Jones

Este es un libro repleto de magia con unos personajes que encantan al lector. En la novela veremos muchas referencias a la literatura clásica que sirvieron de inspiración a ciertos elementos, y la autora no duda en dejarlo en claro.

Sinopsis

“En el país de Ingary, donde las botas de siete leguas y las capas de invisibilidad existen de verdad, Sophie Hatter ha atraído la desagradable atención de la Bruja del Páramo, quien la hechiza con un maleficio que la convierte en una anciana. Con la firme determinación de hacer lo más adecuado, Sophie viaja al único lugar en el que cree que podrá encontrar ayuda, el castillo ambulante que merodea por las colinas cercanas. Pero el castillo pertenece al temible Mago Howl, que se alimenta, según dicen, de los corazones de jóvenes desprevenidas.”

Un libro con altas dosis de fantasía ideal para cualquier amante del género

 

Para cerrar

La visibilidad es algo en lo que todos podemos ayudar. Si bien muchos están luchando por abrir más espacios a las mujeres en la literatura, hay otros que se enfadan ante estas iniciativas.

Si usted se siente ofendido porque busquemos fomentar la visibilidad de las mujeres, no tiene que mantenerse aquí leyendo todas estas palabras. Ahora, si hay algo que voy a dejar en claro, es que tampoco puede ir en contra de las opiniones de quienes sí creemos en esto.

Ante todo la opinión se basa en el respeto, y es necesario comprender la falta de espacios y la sensación que tenemos muchas autoras y lectoras respecto al tema.

Por supuesto en este espacio han quedado pendientes muchas grandes escritoras que dejaré para una segunda parte. Aunque al menos de Ursula K Le Guin o Robin Hobb  ya he hablado aquí en el blog y tienen mucho peso en la literatura fantástica.

Muchas quedan fuera y prometo volver para rescatarlas y dar un espacio en este blog.

Y tú… ¿Qué autoras de fantasía has leído? ¿A quién consideras una gran exponente del género?

¿Cómo elegir el mejor antagonista para tu historia?

No sé si este sea el título correcto para todo lo que pretendo escribir, tampoco voy a darle muchas vueltas al asunto, así que vamos.

Tengo días pensando en el tema. Tras terminar la primera corrección de mi novela (una locura de la que espero comentar algo pronto), empecé a notar ciertas cosas que no me convencían de mi antagonista.

Así que pensando en esto, recordé que siempre hablo de lo mucho que me gustan los personajes redondos, con fortalezas, debilidades y demás.

Dar vida a los antagonistas no debería ser demasiado diferente a crear un protagonista. El problema surge cuando olvidamos que el malo es una persona y también tiene sentimientos, miedos y debilidades.

No digo que esto sea algo que el lector necesite saber a fondo, pero tal vez sí ciertos matices que ayuden a definir su personalidad.

El antagonista es esa parte esencial que no puede faltar en nuestra historia. Y no hablo solo de villanos, en una novela son muchos los elementos que pueden hacer de antagonista. El tiempo, el clima, un fenómeno natural, etc.

Hoy nos vamos a centrar en ese punto especial que le da más acción a nuestra historia. Y no, no todo son luchas, golpes, peleas o batallas, hablo de emoción, giros argumentales, cambios en la trama.

Cuando empiezo a leer una historia siempre estoy intentando descubrir qué puntos van a jugar en contra de los personajes. Es un gran defecto, pero rara vez leo como lectora y no puedo evitar ir descubriendo pequeñas cosas que creo luego tendrán mayor peso.

He decidido hablar de este tema porque he notado que a pesar de que me fijo mucho en los villanos y antagonistas, cuando escribo, suelo dejarlos de lado. No es algo que haga de manera consciente, pero reconozco que es un fallo enorme en el que necesito trabajar.

Y como siempre que descubro mis puntos débiles intento  investigar un poco, y desentrañar mis lecturas recientes en busca de pistas que me ayuden a mejorar.

Si como yo tienes dudas de los antagonistas, o solo quieres leer qué otras cosas tengo que decir, entonces solo tienes que seguir leyendo hasta el final.

 

Provocar sentimientos y emociones

No quiero decir que Voldemort debería inspirarte ternura y amor, pero es obvio que en cuanto leas sobre él algo provocará en ti.

Miedo, repulsión, asco, odio… Tenemos un inmenso abanico de emociones en el que nuestro antagonista puede actuar.

Si hablamos de un asesino a sueldo que acaba de matar a una niña inocente, lo más probable es que te provoque asco y rabia, al menos si eres una persona normal.

Si no eres normal seguro te provocara esperanza, pero no estoy aquí para juzgar quien es normal o no.

A lo que iba, el antagonista debe producir algo, no puede ser que el lector se quede frío ante su aparición.

Aun peor, si ese terrible villano está haciendo algo malvado y el lector no siente nada, temo mucho decirte que fracasó en su misión de emocionar a nuestro público.

Cuando el antagonista no es una persona como tal, también debe generar una reacción. Es decir, si nuestro protagonista lucha contra el tiempo, es probable que el lector sienta ansiedad o angustia.

Cuando leía Choque de reyes de G. R. R Martin, sentía una profunda repulsión hacia Joffrey Baratheon, y sé que como yo, muchos detestaban la simple mención a su nombre.

Es que aborrecía cada acción hecha por el personaje, necesitaba que acabaran con él, y no me complacía un final cualquiera.

Otro que también me provocaba úlceras a cada mención, era Ramsay Bolton, creo que nadie en su sano juicio podría decir que este personaje le producía lástima, es todo lo malo que se puede ser.

Pero aquí no quiero hablar de si el personaje es malo malísimo o no.

Son las sensaciones que provocan lo que determinará el impacto del antagonista.

Y ya dejando en claro lo que debe producir un antagonista, hablaremos de algunos tipos que podemos encontrar en la literatura.

 

El villano inmoral

Esta es una de las formas más comunes de antagonista que encontraremos en historias. Sí, ese terrible ser que es malo y le trae sin cuidado serlo.

¿Cuántas novelas no hemos leído bajo este formato?

Y es que parece inagotable, y aunque a mí no me molesta del todo, creo que bueno trabajar el personaje a fondo para que no acabe convirtiéndose en un cliché.

Este es el malo de la película al que los lectores no pondrán ningún pero para odiar.

Sabe que está actuando de manera cruel y lo trae sin cuidado.

Por lo común este tipo de perfil no siente remordimiento por sus acciones, tampoco tiene un código moral por el que regirse.

 

El malvado moral

Estos me gustan mucho. Son los que justifican sus acciones bajo su punto de vista.

Es decir, son un tanto más profundos y trabajados, el autor se ha encargado de dotarlos de una visión y un código moral por el que se rigen.

A ojos de este villano, sus actos están justificados, ve como correcto lo que hace.

Son personas que buscan encontrar las razones “correctas” para proceder de la manera en que lo hacen. Es por decirlo de alguna manera, el mal necesario para traer el equilibrio.

Y aunque su punto de vista sea totalmente erróneo, este personaje es incapaz de notarlo.

No siempre existirán luchas entre buenos y malos, aquí puede ser un punto a favor este tipo de perfil.

Además, creo que es bastante interesante conocer al villano por su manera de pensar o ver el mundo. Puede que no lleguemos a comprenderlo del todo, pero podemos entender algunas de sus acciones aunque no estemos de acuerdo con ellas.

Aquí como siempre menciono a Abercrombie, me gusta esa profundidad en personajes que no se definen del todo como buenos o malos.

Ya sé que soy muy repetitiva con la oscuridad y la luz en los personajes, y aunque me gusta leer sobre esas luchas sobre el bien y el mal, también hay puntos medios que son interesantes y nos regalan personajes maravillosos que permanecen en nuestra memoria.

 

¿Cómo elegir antagonista?

Ante todo me gustaría decir que soy de las que piensa que la historia escoge a los villanos.

Es un tanto peculiar, lo sé. Solo que he notado que muchas veces intento crear un antagonista en mi historia, y esta me tira para otro lado enviándome unas señales bastante distintas a las que tenía pensado.

Es por esto que debes escuchar tu historia y lo que esta necesita.

En ocasiones planteamos una idea original, y tras desarrollarla un poco, descubrimos notables cosas a mejorar y aspectos que podemos potenciar. Esto ocurre porque aprendemos a descifrar y escuchar nuestra historia.

Para entender hacia dónde marca tu antagonista puedes probar con algunas preguntas clave:

  • ¿El antagonista es una fuerza que se opone a los intereses del protagonista?
  • ¿Tiene peso en el desenlace de la trama?
  • ¿Sus acciones ayudan a desencadenar el conflicto de la historia?

 

Por supuesto, estas son algunas de las preguntas que suelo hacerme al momento de empezar a desarrollar la voz de mi antagonista.

Sé que existen muchas personas que utilizan otras técnicas, pero en cuanto me surgen dudas sobre este punto, suelo detenerme a pensar en la función del antagonista en la historia.

Y si te soy sincera, casi siempre hago esto al momento de corregir y reescribir. En un primer momento dejo que la historia fluya, y cuando me siento a corregir, empiezo a notar todos los puntos flojos.

 

Y tú… ¿Tienes alguna manera especial para escoger el antagonista? ¿Qué villano ha marcado tus lecturas? No olvides dejar tus comentarios y compartir.

Reseña: Los últimos años de la magia

Los últimos años de la magia escrita por José Antonio Fideu, es una historia repleta de magia y aventuras que nos hace soñar con el Londres victoriano. Esta novela ha resultado la ganadora del Premio Minotauro 2016 y me ha regalado gratos momentos de lectura.

 

Sinopsis:

Londres, 1871. El joven Aurelius, prisionero en la taberna familiar, se siente condenado a languidecer viviendo una existencia tan gris como la de su padre. Sin embargo, una mañana le será revelado su destino: Houdin, el gran mago, anuncia en coloridos carteles su llegada a Londres… A partir de ese momento, su obsesión será presentarse ante él para convertirse en su aprendiz. Gracias a su ingenio, pronto tendrá la oportunidad de entrar en su camerino, donde descubrirá su mayor secreto. Houdin, el prestidigitador, es un mago verdadero, no hay trucos tras su poder. Pero con esta revelación llegará otra: la magia es peligrosa y existen poderes dispuestos a acabar con ella y con quienes la utilizan.”

 

Opinión personal:

Los últimos años de la magia es un libro que me sorprendió y me cautivó por completo. Es cierto que hubo cosas que me gustaron más y otras que me gustaron menos, el libro es una aventura repleta de magia y acción.

En ella conoceremos a Aurelius desde que era un niño hasta la edad adulta, veremos su primer contacto con la magia, y cómo va descubriendo ese universo fantástico que hasta entonces desconocía.

El protagonista no estará solo, tendrá compañeros leales y otros que podrían no serlo, enfrenta una aventura trepidante por descubrir la magia y aprender a dominarla.

La narración es sencilla, con un narrador omnisciente, por lo que conoceremos casi todo el tiempo lo que están sintiendo los personajes, incluso el antagonista de la historia. La prosa del autor me encantó, más allá de la historia, lo que me atrapó fue la manera de contar las cosas, de llevarte de un lado hacia otro y mantenerte pegado a las páginas deseando conocer el final.

La magia es un elemento que está muy presente, y que tiene una vuelta original. Es decir, nos plantean la magia como parte de este mundo en el que vivimos, explicando ciertos acontecimientos o hechos con este recurso. Cosa que me parece muy interesante, puesto que nos presentan figuras históricas, a las que el autor hace alusión al final del libro, y podemos imaginar como la historia ha suprimido la magia para darle otra visión a ese personaje.

También hace referencia a cuentos clásicos, como la caperucita roja, y le da una vuelta que me resultó bastante divertida (si lo lees, lo entenderás).

Los personajes me parecen estar bastante bien definidos. Aunque debo rescatar mis favoritos fueron los personajes secundarios. El protagonista, Aurelius, me resultó un poco antipático por momentos. Había capítulos en los que no llegaba a creérmelo del todo, y que me parecía un tanto absurdo.

Sin embargo, personajes como Gabrielle, el enano Calibán o el medio erizo, hicieron que me embarcara en un viaje del que no me quería aparta.

Además vamos a conocer al gran mago Houdin quien será el encargado de introducir a Aurelius en el mundo de la magia.

Otro personaje que no llegué a terminar de comprender, fue el cazador de hadas. Este ser maligno que se encarga de acabar con la magia y restablecer el orden natural de las cosas. Es cierto que un antagonista no tiene que gustarte, pero yo soy muy fan de los villanos, y este en particular no logró despertar nada en mí.

Definitivamente Los últimos años de la magia es una novela que engancha, muy bien escrita que te lleva de la mano de sus protagonistas en un mundo en el que la magia está más presente de lo que imaginamos.

Y tú… ¿Ya leíste esta historia? ¿Te animas a disfrutar de una nueva aventura? No olvides dejar tu comentario y compartir.