El mago de arena

El mundo se sumergía en el implacable silencio de la oscuridad. Días negros atenazaban aquellas vidas consumidas, aletargadas y mecidas por el llanto.  Los fantasmas clamaban sordamente el final de la inevitable tortura. Esos pasos sentenciados, caminaban acobijados, entre las muertes de aquellos que ya no poseían el don, eran olvidados y condenados, desterrados al…

Detalles