La reina de las cadenas

Las flores llovían en letargo eterno de un grito aclamado. Cientos de voces se alzaban en el cielo, en la niebla ligera que adormecía sus sueños, en esos instantes cristalinos que volaban junto al viento. Entonces el fuego aulló, quebrando el silencio, incitando al acero,  los niños cayeron como las víctimas ante un lejano infierno.…

El templo de la muerte

La sangre corría como el torrente de fuego navegando en las oscuras mareas. Los gritos salpicaban aquellas miradas tristes, cargadas por la pena, enardecidas a la sombra. En tanto que los hombres se alzaban, entonando aullidos de adulación, aclamando una vieja salvación mientras se derrochaba la muerte. El silencio acorde acudía a sus gargantas ahogadas…